Buscamos a Rocío Zarlenga

Alejandro Korn .: Continúa la búsqueda de la adolescente de 13 años Rocío Belén Zarlenga, que desapareció el 27 de diciembre pasado después de salir del cumpleaños de una amiga, a cuatro cuadras de su casa de Alejandro Korn, donde fue vista por última vez por la cumpleañera con su tío Darío Suárez, de 30 años, hermanastro de su madre.
En una conversación con Al Sur, la mamá de la nena, Margarita Suárez, afirmó que si bien no había una mala relación con su hermanastro, en su entorno familiar “hacía mucho tiempo que no lo veían”, por lo que negó los trascendidos de fuentes policiales que aseguran que su tío la había acompañado a la fiesta.
Según relata Margarita, debido a que el cumpleaños finalizaría a las 16, y los padres de la adolescente observaron cerca de las 18 que aún no regresaba, fueron a buscarla a la casa de la cumpleañera, que aseguró haber visto que Suárez iba al encuentro de Rocío, con quien se quedó hablando.
“Cuando la chica del cumpleaños entró y después volvió a salir, ya no los vio más”, relató la madre de Rocío. Desde allí fueron a buscarla a la casa de los padres de Suárez, con quienes él vivía, pero, según Margarita, no estaban “ni enterados” de la desaparición de la chica ni de dónde podría estar su hijo.
Después llegaron versiones de que a eso de las 20 los habían visto a Rocío, Darío Suárez y sus dos hijas de 3 y 6 años en el barrio Las Lomas, de Guernica, en la casa de un tal “Pinino”, tío de esas nenas, por lo cual fueron hasta allá con un hermano de Suárez, pero no había nadie.
Ahora Darío Suárez está sospechado por la familia de Rocío y la policía de haber secuestrado a la adolescente, aunque la mamá admite desconocer las razones.
En este tiempo de búsqueda desesperada, los papás de Rocío llegaron a entrevistarse incluso con la ministra de defensa, Nilda Garré, quien según resalta Margarita, “fue la única que hizo mover todo por acá”. Sin embargo, con respecto a la investigación, denuncia que “avances no hay nada, está todo muy quieto”, pero que seguirán recorriendo donde sea. Según Margarita, hasta ahora la familia sólo cuenta con el apoyo de la Asociación Missing Children y la Defensoría de Menores de La Plata.
El día que desapareció, Rocío vestía pantalón babucha gris, remera blanca con rayas grises y zapatillas blancas. Quienes puedan aportar datos, deben llamar a la Defensoría Penal Juvenil del Departamento Judicial de La Plata al (0221) 15-6221563, a Missing Children al 0800-333-5500 o a los celulares (02224) 15-467246 ó (011) 15-57439961.